PEQUEÑAS COSAS QUE ALEGRAN EL ALMA

Ayer fue un muy buen día, pero agotador. Estaba bastante frustrado por no haber podido cumplir con todo en tiempo y forma, totalmente al pedo. Nada vale tanto la pena como para que uno sea duro con uno mismo. Pero todo se me pasó cuando vi lo que muestra el vídeo. Fue increíble y me alegró completamente el día y todo.

A esta masterpiece le siguió un "Para bailar la bamba", una locura. Todo eso a las 22:30 de la noche en pleno Oxford Circus.